Noticia: Revilla destaca la mejora del vial entre el Alto Marín y Hoz de Anero como ejemplo de carretera "insertada en el entorno"

El presidente ha inaugurado hoy las obras de acondicionamiento de este vial, en las que el Gobierno ha invertido 750.000 euros

Santander - 20.12.2019

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha destacado la mejora de la carretera entre el Alto Marín y Hoz de Anero (CA-425), en el municipio de Ribamontán al Monte, como "modelo de una carretera insertada en el entorno de manera ejemplar".

Revilla, junto con el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, ha inaugurado hoy las obras de acondicionamiento de este vial, que han supuesto una inversión del Gobierno de 750.000 euros.

También han estado presentes en el acto el director general de Obras Públicas, Manuel del Jesus; el alcalde del municipio, Joaquín Arco, así como varios concejales, técnicos de la Consejería y representantes de la empresa adjudicataria de los trabajos.

Durante su intervención, el presidente regional ha subrayado que el objetivo del Ejecutivo en materia de infraestructuras es "dar buenas carreteras" y "hacerlas con mimo" para que los vecinos puedan llegar con seguridad a sus casas y que los turistas puedan disfrutar de Cantabria.

En este sentido, ha indicado que el mirador construido en la CA-425 es un "lujo" que permitirá que un gran número de personas quieran pasar por ella para hacerse una foto y contemplar la "Cantabria Infinita".

Revilla también ha señalado la importancia de las infraestructuras para impulsar la economía de la región y ha recalcado que a día de hoy "podemos decir que tenemos las mejores carreteras del mundo de competencia autonómica".

Por su parte, José Luis Gochicoa, ha mostrado su satisfacción porque los trabajos han integrado la mejora de la carretera al tiempo que han respetado el entorno, permitiendo recuperar un vial "de especial valor por su paisaje".

Así, ha destacado el esfuerzo realizado por el Gobierno de Cantabria y las empresas constructora y proyectista para ejecutar una actuación "importante" y "muy necesaria" debido al mal estado que presentaba anteriormente el firme, con numerosas grietas en gran parte de la calzada y carente de señalización adecuada.

El consejero de Obras Públicas ha asegurado que esta obra marca "un antes y un después para Trasmiera" y ha aprovechado para recordar otras actuaciones en materia de infraestructuras que se están llevando a cabo en el municipio, como la carretera Hoz de Anero-Pontones y Pontones-Suesa.

Joaquín Arco ha indicado que se trata de una actuación "muy demandada por todos los vecinos del Ayuntamiento" y ha valorado especialmente la construcción del mirador, que ha calificado como "un punto de referencia" dentro del municipio. El regidor municipal también ha agradecido el compromiso de la Consejería para "dar una vuelta" a Ribamontán al Monte.

La obra

La CA-425 se encuentra dentro del municipio de Ribamontán al Monte y discurre por un entorno rústico, por lo que su renovación se ha llevado a cabo conforme al decreto autonómico de carreteras de especial protección para conseguir el equilibrio entre el mantenimiento del arbolado y la funcionalidad de la vía.

Los trabajos se han desarrollado a lo largo de 2,3 kilómetros y han consistido en la ampliación de la plataforma hasta alcanzar una anchura de 2,5 metros en cada carril, con sobreanchos en las curvas. También se ha renovado el firme, se han instalado cunetas de hormigón y se ha mejorado el drenaje transversal.

La obra se completado con la reposición de los servicios afectados, fundamentalmente el alumbrado y la red de abastecimiento, y se han restaurado los márgenes mediante hidrosiembra y la colocación de vegetación autóctona, al objeto de preservar el concepto de carretera arbolada que distingue y singulariza este tipo de vías.

Por último, el proyecto ha incluido la construcción de un mirador para uso y disfrute de vecinos y turistas.

Anexos:

8693840